sábado, 16 de febrero de 2013

¿LA MUJER SE SALVA ENGENDRANDO HIJOS?


                              ¿La Mujer Se Salva Engendrando Hijos?                                    

El contexto de 1 Timoteo 2:15
El pasaje de 1 Timoteo 2:15 ha sido causa de diversas interpretaciones sobre la frase "se salvará engendrando hijos”  Hay que considerar este pasaje en su contexto y en un plano general para no ser confundidos. Al verlo de esa manera será mucho más fácil entender lo que Pablo dice sobre la mujer que se salva engendrando hijos. Vamos a ver cómo podemos dar luz a  lo que Pablo escribe y que se pueda llegar a entender esta frase que ha sido de muy difícil comprensión para muchos
A. Instrucciones a la oración por todos: (1 Timoteo. 2:1-7)
1Ti 2:1 Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias por todos los hombres, 2 por los reyes y por todos los que tienen autoridad, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad. 3 Esto es bueno y agradable delante de Dios, nuestro Salvador, 4 el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad, 5 pues hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres: Jesucristo hombre, 6 el cual se dio a sí mismo en rescate por todos, de lo cual se dio testimonio a su debido tiempo. 7 Para esto yo fui constituido predicador, apóstol y maestro de los gentiles en fe y verdad. Digo la verdad en Cristo, no miento.
B. El comportamiento ejemplar de los hombres cristianos: (1 Timoteo. 2:8)
1Ti 2:8 Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar, levantando manos santas, sin ira ni contienda.
C. El comportamiento ejemplar de las mujeres cristianas: (1 Timoteo. 2:9-10)
1Ti 2:9 Asimismo, que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia: no con peinado ostentoso, ni oro ni perlas ni vestidos costosos, 10 sino con buenas obras, como corresponde a mujeres que practican la piedad.
D. Roles para el hombre y la mujer en la reunión pública de la iglesia. (1 Timoteo. 2:11)
1Ti 2:11 La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción. 12 No permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio.
E. Primera razón para la prohibición al liderazgo femenino (orden de la creación): (1 Timoteo. 2:13)
1Ti 2:13 pues Adán fue formado primero, después Eva;
F. Segunda razón para la prohibición al liderazgo femenino (el engaño de Eva): (1 Timoteo. 2:14)

1Ti 2:14 y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión.
G. Tarea alternativa para la mujer (en vista a la prohibición de ser líder en la iglesia): (1 Timoteo. 2:15)
1Ti 2:15 Pero se salvará engendrando hijos (teknogonia), si permanece en fe, amor y santificación, con modestia.
Nota: Pablo dice que la tarea de enseñar (predicar) y tener dominio (dirigir o gobernar) en la iglesia no es permitido a la mujer sino al varón (vs.11). La mujer debe estar en silencio y en sujeción. No significa que Pablo niega la posibilidad a la mujer de enseñar en la iglesia sino que no puede exponer, enseñar o predicar donde esté algún varón. En otro lugar, en su carta a Tito Pablo dice a las mujeres que enseñen a las más jóvenes. Lo que este contexto indica es que hay oficios de (a) enseñanza y (b) autoridad (o dominio) en funciones que están reservados solo a varones calificados y a los cuales la mujer no puede aspirar porque no le corresponde.
 Luego de dar dos razones para su prohibición: a) el orden de la creación (vs. 13) y b) el engaño a Eva por la serpiente (vs. 14) lo que menciona Pablo en el verso 15 es la respuesta lógica a las interrogantes que seguirían a la prohibición que impone a las mujeres. Es como si Pablo esperara estas preguntas: ¿Qué hará entonces la mujer? ¿Cuál es su labor? ¿No tiene nada que hacer?
La respuesta de Pablo es que la mujer cristiana se salvará del estigma que trae sobre sus hombros al dejarse engañar por  Satanás, no 'por' ser madre sino 'en' su rol de madre; ejerciendo su rol debidamente como madre si permanece en la fe, amor y santidad (La fe es un requisito para la salvación no solo para la mujer sino también para el hombre; el amor y la santidad son consecuencias naturales de la obra de Dios en sus hijos); Así, funcionando en su rol, evitará el ser engañada como lo fue Eva al no mantenerse en sujeción, dedicada al hogar y los hijos "engendrando hijos..." (Teniendo y criando sus hijos). Este no es el único lugar donde Pablo asigna este rol a la mujer. Más adelante en la misma carta dice lo mismo:
1 Tim 5:14 Quiero, pues, que las viudas jóvenes se casen, críen hijos, (teknogoneo) gobiernen su casa; que  no den al adversario ninguna ocasión de maledicencia.
H. Requisitos para los hombres lideres en la congregación. Aunque los hombres son los que deben ser líderes, tampoco significa todos los hombres sin excepción; hay requisitos a llenar; primero los requisitos para los obispos: (1 Timoteo. 3:1-7)
1Ti 3:1 Palabra fiel: "Si alguno anhela obispado, buena obra desea". 2 Pero es necesario que el obispo sea irreprochable, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar; 3 que no sea dado al vino ni amigo de peleas; que no sea codicioso de ganancias deshonestas, sino amable, apacible, no avaro; 4 que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad 5 (pues el que no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?); 6 que no sea un neófito, no sea que envaneciéndose caiga en la condenación del diablo. 7 También es necesario que tenga buen testimonio de los de afuera, para que no caiga en descrédito y en lazo del diablo.
I. Requisitos para los diáconos: (1 Timoteo. 3:8-10)
8 Los diáconos asimismo deben ser honestos, sin doblez, no dados a mucho vino ni codiciosos de ganancias deshonestas; 9 que guarden el misterio de la fe con limpia conciencia. 10 Y estos también sean sometidos primero a prueba, y luego, si son irreprochables, podrán ejercer el diaconado.
J. Los obispos y diáconos tienen que tener esposas de buen testimonio: (1 Timoteo. 3:11)
11 Las mujeres (esposas) asimismo sean honestas, no calumniadoras, sino sobrias, fieles en todo.
K. Continúan los requisitos de los diáconos: (1 Timoteo. 3:12-15)
12 Los diáconos sean maridos de una sola mujer, y que gobiernen bien a sus hijos y sus casas, 13 porque los que ejerzan bien el diaconado, ganarán para sí un grado honroso y mucha confianza en la fe que es en Cristo Jesús.
L. Razones por las que Pablo escribe a Timoteo sobre estas instrucciones: (1 Timoteo. 3:14-15)
14 Esto te escribo, aunque tengo la esperanza de ir pronto a verte, 15 para que, si tardo, sepas cómo debes conducirte en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y defensa de la verdad.
CONCLUSIÓN: La Biblia enseña que la salvación es una gracia de Dios y se obtiene por medio de la fe. “El justo por la fe vivirá” Romanos 1:17. “No por obras, para que nadie se gloríe” Efesios 2:9. No existe la salvación por la fe para algunos y la salvación por las obras para otros. La maternidad es honrada y bendecida por el Señor; prueba de ello es que el Señor Jesucristo nació de una mujer, pero de ninguna manera la Biblia enseña que la maternidad otorgue alguna “gracia” especial para la salvación; sólo la obra de Cristo en la cruz, su sacrificio supremo y su sangre derramada puede salvar al pecador que arrepentido va a los pies del Señor buscando su misericordia. La maternidad dignifica a la mujer, pero no le salva de la ira de Dios y del castigo eterno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada